Emprendedoras conscientes

Un emprendedor es aquella persona que organiza y arranca una empresa asumiendo la responsabilidad y la inversión económica para que funcione. Los emprendedores buscan un cambio en su manera de vivir y desarrollarse en las estructuras sociales. Este siglo XX! es de ellos, por la precariedad de los actuales puestos de trabajo y por el desarrollo personal hacia una mayor libertad.

En el caso de nosotras las mujeres, encuentro por propia experiencia, y por las mujeres que se acercan  a mis talleres, que estamos en un punto de despegue muy potente. Las mujeres somos las mejores directoras de marketing, lo hayamos estudiado o no, porque desde siempre hemos gestionado el dinero que entra en la casa y lo dividimos en partidas mensuales, siempre precavidas a los libros de los niños en Septiembre, los regalos de Navidad, el aparato, las vacaciones, el seguro del coche y ese colchoncito para imprevistos. Las prácticas de nuestro master de dirección de empresa las hemos hecho en la empresa de nuestra casa y/o familia, por eso a la hora de arrancar nuestros propios negocios lo tenemos muy claro económicamente, ésto junto la capacidad de gestión del tiempo, porque estamos capacitadas para hacemos varias cosas a la vez, nos hace disponer de 2 grandes fortalezas que juegan a nuestro favor.

Los recursos que nos apoyan son mas, nuestra capacidad de comunicación, la manera de trabajar en equipo, el liderazgo y el amor con el que acompañamos todo esto, estos son nuestros compañeros de viaje en el camino al éxito. Apoyarnos en ellos siempre con una dosis alta de valentía, energía y continuidad.

No voy a centrarme en un grupo de mujeres concreto, este es un reportaje para las mujeres que hoy quieren disfrutar de su vida siendo sus propias jefas, mujeres con o sin estudios universitarios, que si han trabajado por cuenta ajena y/o dentro del hogar y que pueden estar en pareja con o sin hijos o bien independizadas, etc….diferentes perfiles que lo que tienen en común es que desean tener su propio negocio para tener libertad financiera y tiempo!  Mujeres que no quieren regalar sus talentos a otros y creen en ellas mismas! hablo de tí…

Nuestras necesidades cambiaron hace tiempo y siguen cambiando. Encuentro que hace unos 20 años, luchábamos y ahora ya nos mostramos tal como somos, antes nos vestíamos como hombres y actuábamos como ellos, si bien ahora ya podemos ser nosotras mismas, con nuestra feminidad y sentimientos por delante. Mientras escribo esto me paro, porque si que hay realidades, lugares, trabajos, dónde esto no es así! También por ello es por lo que queremos despegarnos de esas masas donde el ser mujer sigue siendo un handicap y la lucha entre leonas es encarnecida, sin embargo, hoy no quiero escribir de eso, quiero darle el protagonismo a las EMPRENDEDORAS CONSCIENTES de este siglo XX!! Las mujeres que son dueñas de sus vidas, son líderes y pueden manifestarse reales en toda su feminidad, con su elección sexualidad, con sus decisiones responsables y sobretodo el orgullo de SER MUJER.

Cuando una mujer se lanza a emprender, desde el acompañamiento que realizo como lifecoach, ha de preguntarse ¿Que es lo que realmente quiero hacer? lo primero es escribir una lista de las cosas que hace muy bien, de las que hace bien y en la que hace excelentemente; continuar con otra lista sobre sus capacidades ¿para qué soy buena?, apoyarse en sus estudios, su experiencia….y empezar a hacer su propio cocktel. Diseñar su propio proyecto de vida, dado que ese negocio/trabajo ha de venir de algo que ame, que venga de su pasión, esa pasión que no te deja parar de hacerlo, porque lo amas tanto tanto que lo harías todo el tiempo y es dónde te sientes realizada, plena y feliz. Preguntarse, observarse y escribir/pintar ¿Qué son esas cosas que me encantan hacer y las hago fácilmente? Esto es para conectar con uno mismo, para que desde la elección correcta se trace una exitosa linea hacia el objetivo a alcanzar y donde se disfruta en cada momento. El punto de salida es clave! Que tu negocio propio sea una extensión de lo que tu eres con un propósito alineado a lo que tu eres, si? porque arrancar negocios que nada tienen que ver contigo, con tu esencia y sólo persiguiendo el dinero suelen ser muy costosos y poco satisfactorios, esto pasaría a ocupar el 80-90% de tu tiempo casi como una obligación porque no es lo tuyo, si se planifica desde las necesidades del ego y al final acaban pasando factura.  Por eso he escrito “conscientes” detrás de emprendedoras porque es para mujeres que se expresan desde lo que son, que saben lo que quieren, que se atreven a ser ellas mismas, auténticas y completas.

Emprender conscientemente requiere de un autoconocimiento previo, tener las cosas claras de para qué estas haciendo esto que haces, saber que no es sólo para tí, tu beneficio y un mirarte el ombligo, que hay toda una humanidad esperando a qué tu compartas tus dones con ellos en beneficio de todos. Esto es lo que llamo win-win, yo gano- tu ganas, con tu negocio ganamos todos, y cuanto mas das mas recibes, dar sin esperar, das porque conoces que hay una ley universal donde todos estamos conectados.

En el camino seguro que encuentras pruebas, desafíos, triunfos, errores, hay de todo seguro porque emprender lo que requiere es una inmensa responsabilidad “responder con habilidad” a las circunstancias que se te van a plantear a diario, y es aquí donde el camino se aúna con tu propio desarrollo como persona y cuanto mas creces tú interiormente más crece tu negocio contigo, de dentro hacia afuera, pareciera que es al contrario, verdad? y no, dedícate siempre un tiempo para tu propio crecimiento y luego haz lo que tengas que hacer, así juntos tu negocio y tu, hareis grandes cosas y llegareis lejos.

Me resulta fascinante encontrarme con mujeres que aman lo que hacen, artesanas, osteópatas, editoras, diseñadoras, médicos, abagadas, restauradoras, panaderas, tienen negocios de moda, cuidan ancianos, y están realizadas, lo común en ellas es que sonrien todo el tiempo, no se quejan y tienen tiempo y dinero para disfrutar de sus vidas. Es esto mas allá de maravilloso?

Me he encontrado también con mujeres que están dando el salto entre el trabajo alimenticio, aquel que se hace para pagar facturas, y su sueño. Mujeres que escriben libros y tienen derechos de copy, autorías, etc…Mujeres que encuentran el los networking una excelente entrada de dinero y que les permite trabajar el tiempo que desean desde cualquier parte del mundo, haciéndo así un income para el resto de la vida, y de nuevo aquí siento que quiero pararme, para volver a escribir la palabra “consciente” en los negocios en red, donde personalmente me toca de cerca porque traje a España un networking del que por supuesto amo el producto “aceites esenciales doTERRA 100% y certificados de grado terapéutico”, más allá de las cuantías que te prometen ganar en los networkings lo que encontré fué un producto unido a mi proyecto de vida, los aceites esenciales de alta vibración para trabajar con los sistemas emocionales, la salud y el bienestar. Al principio fué una locura aprender las nuevas estructuras y ver vídeos de americanas multimillonarias y todo lo que rodea este estilo de vida, poco a poco fuí discerniendo que era lo que yo realmente quería y fuera del sistema propuesto hacerlo a mi manera, desde al amor profundo al respeto a mi manera de vivir y mi coherencia, así es que ahora desarrollo este negocio feliz, hago talleres que me encanta y con ingresos cada mes. Esto lo escribo porque hay veces que me he sentido apabullada por personas que tratan de convencerme de la necesidad y el éxito de convertirte en algo que uno no es y hay que pararse para elegir libremente. Aquí encontré esta frase que comparto : Un líder no satisface deseos propios satisface las necesidades de sus liderados, para mí lo dice todo.

Sea cual sea el negocio que deseas emprender seguro que es válido para tí, desde aquí te animo a que des el primer paso y tanto si fracasas como si tienes éxito sabrás que lo has logrado, que te sacudas el barro y vuelvas a empezar porque cada vez que te levantes ya habrás triunfado y serás una nueva persona, mas sabia y bella.

Write a comment

20 − one =