Cambiar Cambiando

Empecemos definiendo el concepto de “cambio”: El Cambio, es una transición entre una situación presente y una a conseguir, donde se producen modificaciones del estado actual, supuestamente estado de equilibrio, hacia otro estado futuro pasando situaciones de inestabilidad = “no” estabilidad.

Una imagen muy clara para mí, es un mono en la selva saltando entre dos lianas, suelta una para agarrar otra, con certeza y confianza de que la próxima liana está ahí esperándole. Hay un momento en el que se encuentra suspendido en el aire flotando en una nada, y sinceramente no creo que en ese momento esté pensando ¿qué pasará? El mono no tiene ningún planteamiento porque en su salto confiado no mete la mente !no hay mente! El mono salta y punto “no se cuestiona” no mete los pensamientos de miedo que le paralizarían, ni duda de él, ni de los árboles, ni de las lianas, simplemente hace los que tiene que hacer que es saltar. Mi respuesta a muchas preguntas de y ¿Qué hago para cambiar?, ¿Cómo hago el cambio? es Haciéndolo! porque cambiar sólo se hace CAMBIANDO, y entonces yo pregunto y respondo en una: ¿cuándo vas a empezar? Ayer!

Las personas se acercan a mis clases y sesiones porque ya no les funciona uno de los tres fantásticos, ó ninguno de ellos, Salud, Dinero y/o Amor ¿Los reconoces verdad? Son los tres pilares del equilibrio de éxito, y lo suyo sería darse cuenta por qué no están funcionando, ¿qué me tiene limitad@, ¿cuáles son mis bloqueos que no me permito disfrutar de una buena salud?, dedicarme a lo que mas me gusta, y/o amar y ser amad@. Aquí empezaría la toma de conciencia, una muy imprescindible mirada hacia el interior, y comenzar el camino hacia conocerse a uno mismo, ¿cómo funciono? Revisar todo el sistema de creencias limitantes, repasar las experiencias vividas que nos darán mucha información de los patrones adquiridos, observar la forma de pensamiento que tenemos, prestándole máxima observación para formar conscientemente nuevas redes de pensamiento positivo donde apoyarme para realizar el cambio. Abrirnos a un nuevo mundo de posibilidades que nos pertenece y que podemos emprender libremente sólo hay que decir SI QUIERO!

Hay dos formas de cambios, ambos son la vida misma, los cambios elegidos y los cambios impuestos. Trato en los siguientes dos puntos de ampliarlos, para que puedas identificarlos, ¿cómo han aparecido en tu vida?, y de alguna manera, que puedas utilizar la siguiente lectura como una pequeña dinámica de reflexión interna:

Los Cambios Elegidos:

Donde la persona ya no se siente bien con ella y/o con el entorno que vive. Se encuentran encerradas en sistemas de monotonía, de hábitos que han perdido el sentido, bajas en auto-estíma, enfadadas con el mundo…sienten que necesitan algo nuevo, ser ellas mismas y salir de esa manera de vivir que no les sienta bien ni física ni psiquicamente, y si bien al contrario se empieza a manifestar con dolores físicos de cabeza, cervicales, lumbares….¿Quién no se ha sentido así alguna vez?  Un cambio elegido no tiene por qué ser de magnitudes exageradas como “lo dejo todo y me voy a una isla en el Caribe”, que frase tan típica que no nos lleva si no a saber que la persona nunca lo hará. Los cambios son reflexiones en alto para cada uno, ¿Estoy donde soñé? ¿Cómo me siento? ¿Hacia donde voy? Por supuesto con cambios realistas, desde una toma de conciencia, ojo! y lo llamo realista para la persona! no para el resto del mundo, que cuando decidas qué y cómo puedas comunicarlo a la familia/amigos/jefe/pareja/hijos de una manera tan integrada, que cuando des el primer paso ya sepas que no hay marcha atrás, es más que no quieres ni un paso atrás! porque siempre lo quisiste hacer, sentir, vivir, siempre estuvo ahí, y que lo sientas tan tuyo, tan dentro, que no te importe el precio a pagar por ello, porque es tal tu motivación interna que no hay cadena que te detenga.

El cambio elegido por tanto y lo primero es tomar conciencia de ¿quién soy? ¿dónde estoy? y ¿dónde quiero estar? Tener claro, y ya lo comentaba en unos renglones arriba, que en todo cambio hay un precio a pagar, con esto quiero decir, que “no se puede tener todo” no se puede tener pareja y querer estar sola, querer tener un negocio propio y cobrar todos los meses una nómina, etc. Por lo cuál hay que decidir y ser responsable con esa decisión! Muy importante es saber ¿cómo voy a realizar ese cambio? de qué recursos dispongo, os dejo un ejemplo: si estoy trabajando en una oficina de jefe de obras y quiero abrir un herbolario pues hay un transito que hacer capacitándote con estudios y formaciones en el nuevo área, revisar con un coach desde donde estoy eligiendo, información de locales, gestorías, promocionar el negocio,etc. todo aquello necesario que llevarán a realizar ese cambio con un plan estratégico para que nos vaya excelentemente bien en nuestro nuevo estado de emprendedor consciente, y por último vital es JUST DO IT! HAZLO! que no se quede todo en una bonita idea, en ese baúl de los sueños no realizados.

Los Cambios Impuestos:

Estos que llegan sin  avisar sin haber planeado como una sorpresa que nos obliga a reaccionar y que dejan todo patas arriba sin saber por dónde empezar. Pueden ser cambios positivos o negativos dependiendo de la percepción y filosofía de vida de cada persona. Estos cambios hay que respirarlos, conocer el grado en el que está afectando a la persona y  por supuesto los procesos serán diferentes en cada una de ellas. Si apuntar, que en la mayoría de estos procesos de cambios impuestos tendremos que cruzar un duelo, realizar ejercicios de desapego y despedirse de la situación anterior que ya no es, ya no está, sea que nos referimos a un despido en el trabajo, el diagnóstico de una enfermedad, una ruptura de pareja, perdida de estatus / poder,  la pérdida de un ser querido, etc. Son múltiples y variados esos momentos que además muchos son ley de vida, y dónde sólo desde la aceptación de lo que es con una conciencia expandida nos devolverá el equilibrio.

En ambos casos, sea un cambio elegido o no, para mí todo comienza en el auto conocimiento de la persona, trabajando de dentro hacia fuera, ¿Quién SOY? ¿Cuáles son mis Talentos? ¿Qué me gusta hacer? ¿Cómo quiero vivirme? Porque con lo que me encuentro es con personas que no saben quienes son, ni que quieren, hay un desconocimiento total de ellas mismas porque nunca se han parado a sentir y a decidir, a elegir…y yo ¿cómo quiero vivir MI vida? Pues te digo algo bien cierto que Hay infinitas maneras de vivirse en este mundo! y Tú solo tú decides cómo…

Hay que saber, que en ese momento de cambio, donde soltamos o se suelta la liana, puede aparecer un tremendo miedo a lo desconocido, a las posibles cosas desfavorables, esa incertidumbre de salir de nuestra zona de confort que tán bien conocemos y en general a ese suelo que ahora en pleno vuelo hemos dejado de pisar. Por esto si vas a saltar hazlo acompañado de alguien con experiencia, que lo haya hecho antes que tú, y/o si vas a emprender un nuevo camino recuerda que siempre hay que hacerlo en buena compañía!

Partiendo desde mi forma de sentir y facilitar en clases, sesiones y acompañamientos, siempre el cambio se produce de dentro hacia fuera. El cambio no es algo externo sino algo también interno, desde aquí, damos forma a qué está pasando dentro para encontrar la motivación interna más pura de cada persona, el ¿para qué? de cada uno. Haciéndole consciente de las herramientas de las que dispone para emprender su búsqueda activamente con acciones y concretando con responsabilidad. Tomo una frase de Newton para simplificar “Si yo cambio, mi entorno cambia, si yo no cambio mi entorno permanece” Porque el cambio es un viaje absolutamente de héroe, dónde la gestión emocional tomará un gran partido en el proceso, y donde la revisión de los “valores”, las “creencias” y los “principios” marcarán un final de éxito, guiados por una brújula propia que nos marque el norte, con el propósito, misión y una visión claro. Un viaje que merece la pena empezar porque nos llevará a una vida plena y feliz; y cómo yo siempre digo, que cuando me toque irme me vaya en paz porque disfruto y amo cada minuto de mi vida en este gran teatro del mundo.

 

Write a comment

twelve − nine =